Conseguir crear una linea melódica o solo no es tarea fácil.

Casi siempre comenzamos estudiando las escalas pentatónicas mayor y menor, escalas de cinco sonidos que nos sirven como herramienta de inicio con la premisa de que toque lo que toque “todo vale”. Al tiempo de ponerlas en práctica nos damos cuenta de que no conseguimos hacerlas sonar de la manera que nos gustaría y que nuestros solos carecen de sentido musical.

Estudiando a lo largo del mástil las distintas posiciones de los acordes que ya conocemos, identificando las notas que lo forman (triada) y completándolos más tarde con notas de paso, conseguiremos crear solos como el que acabáis de escuchar.

En este ejemplo, la base musical está en Sol mayor y los grados por los que se va desarrollando la linea melódica son: I (Sol mayor), V (Re mayor), VI (Mi menor) y IV (Do mayor). Teniendo en cuenta el ritmo armónico de la base, la construcción de este solo se basa en la utilización de las notas que forman la triada de cada grado y de cuartas y sextas como notas de paso.

¡Ven y aprende como funciona el mástil de tu instrumento!